Gusano del Corazón

JC1 Veterinarios resonancia magnética

Cuando hace poco hemos pasado San Valentín y llevamos camino de entrar dentro de poco en la primavera, me ha venido a la cabeza la necesidad de recordarme, y recordaros, la desparasitación de vuestras mascotas, ya que con esta estación en la que "todo brota", debemos percatarnos que no sólo las flores van a estar en el campo, habrá un mayor número de animalitos que podrán hacer daño a nuestro preciado amigo. Entre ellos se encuentra el gusano del corazón, también llamado Filaria.

Para los que no estáis familiarizados con él, os diré que se transmite por la picadura de un mosquito infectado.
Al hacerlo (picar a vuestra mascota), deposita las larvas que se introducirán en la piel donde crecerán para después dirigirse al corazón donde terminarán de crecer convirtiéndose en gusanos adultos, que pondrán en grave riesgo la salud del perro por la lógica obstrucción que le producen en el corazón y las arterias.

Como al contagiarse no vamos a notar nada raro en nuestro can, si con el tiempo observamos que pierde peso sin razón aparente, tiene dificultad al respirar, no le va el ejercicio, tiene tos o falta de apetito, es mejor que lo llevemos al veterinario porque la cosa puede agravarse.
Como prevención os aconsejo la aplicación regular de productos específicos para evitar el crecimiento del parásito y que pueda llegar a producir la enfermedad. Deberéis aplicarlo cada mes durante la presencia del mosquito (primavera y otoño). Dejaros asesorar por vuestro veterinario de confianza sobre el producto adecuado.

Como dice el refrán: "Más vale prevenir que lamentar".

Por último deciros que en lo referente a la transmisión de esta enfermedad a las personas, podéis estar tranquilos ya que no nos afecta, como tampoco se contagia de un animal a otro, aunque el infectado, siempre será un peligro potencial para los animales con los que se relacione, debemos de ser cautos al respecto, si nuestro perrito está contaminado, es nuestra responsabilidad.