Punto Blanco

JC1 Veterinarios resonancia magnética

La enfermedad del punto blanco en acuarios de agua dulce está causada por la presencia de pequeños protozos ciliados llamado Ichthyophthirius Multifiliis. La acción de este agente patógeno puede verse agravada por la aparición de otros parásitos que afectan a la piel y a las bránquias del animal.

Sintomatología

Esta enfermedad es sencilla de detectar debido a los enquistamientos de color blanco, que presenta el pez afectado en piel, aletas y agallas. Estos quistes pueden alcanzar el milímetro de diámetro y pueden formar costras de carácter irregular. El comportamiento tipo del animal es el de rascarse contra la decoración del acuario, presentando al mismo tiempo el ritmo de respiración altamente acelerado. Es frecuente la aparición de infecciones bacterianas.

Afección

El Protozo responsable de la enfermedad utiliza en su vida el cuerpo de su huésped para desarrollarse. Una vez maduro se desprende cayendo al fondo del acuario, donde tras envolverse en una membrana se reproduce llegando a formar centenares de nuevos individuos que salen al agua libre en busca de un nuevo inquilino al que parasitar. Si no lo encuentran en un breve periodo de tiempo mueren. Síntomas de la enfermedad

El tiempo necesario para la reprodu-cción del parásito se ve sumamente acelerado con temperaturas elevadas. Pudiendo quedar aletargado en caso contrario. Por encima de los 30º C encuentra su límite de supervivencia.

Un alto volumen de habitantes en el acuario implica más facilidad para que este ciclo reproductivo se complete.

Tratamiento

Mientras que el parásito se encuentre en el cuerpo de su inquilino resulta invulnerable a cualquier tratamiento de tipo químico, ello es debido a que se incrusta más alla de la capa exterior de la piel del pez. Por tanto la aplicación de cualquier tratamiento químico es efectivo en las restantes fases del proceso reproductivo. En la actualidad existen el mercado diversos tratamientos que resultan 100% eficaces, logrando disminuir la incidencia de está enfermedad a su punto más bajo. Por ello y si no se complica con la aparición de infecciones bacterianas la mortandad por esta causa es del 0%. Habrá que poner atención a la hora de aplicar estos tratamientos químicos por diversos motivos:

Peces que no lo soportan: Locha Payaso o peces gato sin escamas son sensibles al tratamiento a base de productos químicos.
Ich Crónico: La no aplicación correcta de las tomas del medicamento puede provocar a la larga un Ich resistente a los tratamientos, siendo entonces dificil de eliminar aunque su presencia no deteriore en esceso la salud de nuestros peces (Hay muchos peces que una vez superada la enfermedad presentan una cierta inmunidad)

Existen algunos otros métodos para eliminar a estos parasitos que requieren de las siguientes acutaciones:

Aumentar la temperatura, durante varias horas al día y al menos durante 3 días, a 32º C. Siempre claro está que los peces lo toleren.

Dejando el acuario sin peces durante un periódo mínimo de 7 días a una temperatura inferior a los 20º.

El Metronidazol

Existe en farmacias un producto comercializado como medicamento genérico con el nombre de Metronidazol que resulta sumamente económico y eficaz contra este parásito (En caso de no realizar el tratamiento completo nos arriesgamos a que el Ich se torne resistente). La aplicación se suminsitra en pastillas. Una por cada 25 litros de agua. una aplicación cada 48 horas (es conveniente realizarla por la noche con la luz apagada, porque vuelve el agua de color blanco y puede llegar en algún caso a extresar a los peces) junto a una elevación de la temperatura del tanque (28-30º C). Transcurrido este periodo y al no eleminarse el medicamento debemos realizar un cambio de agua y filtrar durante tres días con carbón activado. Normalmente y tras los 6 días del tratamiento el Ich ha desaparecido del acuario. Si fuese persistente no existe ninguna contraindicación para volver a realizar el tratamiento.